Hasta siempre, Alfredo

Hoy, es un día triste para el socialismo, y para la democracia española.

Bon dia i bona hora, Tontacos Neuróticos, hoy, sin exclamaciones, y, os escribo yo, Alba, vuestra locutora y creadora de la radio.

Hace dos días, los telediarios abrían las noticias con que a Alfredo Pérez Rubalcaba, le había dado un infarto cerebral estando en su casa, y que se encontraba en estado crítico.
Se me encogió el corazón, y, sí, me temía lo peor, porque pocas personas han sobrevivido a ataques tan fuertes de ese tipo.
Aunque no lo conocí en persona, pude tener el placer de comprobar lo que hizo por el Estado de Derecho, por cómo acabó con ETA, y, por cómo defendió el partido, hasta su último momento. Porque, el Señor Rubalcaba, nació socialista, y murió socialista. De los pocos que quedaban en el Partido Obrero Español. El que cuando dejó su cargo, no se fue a una entidad privada, sino que volvió a su puesto como profesor en la Universidad Complutense de Madrid, para impartir clases de Química Orgánica.
Muchxs, aún le recriminan cosas como el caso “Faisán” o “Los Gal”, pero nada más lejos de la realidad, Rubalcaba acabó con la organización terrorista de ETA.

Tal y como yo lo vi, era un hombre tranquilo, inteligente, con don en la palabra, que hoy en día, pocos políticos pueden decir que lo tienen. Un socialista de los pies a la cabeza, que no abandonó al partido, ni en los peores momentos, no como otrxs que sí lo hicieron. En definitiva, y junto a Carme Chacón, un referente en la política, y en el socialismo.

Os dejo con algunos vídeos, uno, de uno de los grandes periodistas que tenemos hoy en día en España, Iñaki Gabilondo:

Y, por último, os dejo con dos vídeos homenaje que le hizo el Partido Socialista de Cataluña:



Hasta siempre, compañero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *