Corpus Christi (Crítica)

Esta semana ha llegado a nuestras salas de cine una de las mayores sorpresas de la temporada, Corpus Christi.

Sinopsis

Este peculiar drama social nos presenta la historia de Daniel, un joven exconvicto que anhela convertirse en sacerdote, pero es imposible debido a sus antecedentes penales. Cuando llega a un pueblo donde empezará a trabajar en un taller de carpintería, se hará pasar por sacerdote y se hará cargo, accidentalmente, de la parroquia local. Daniel deberá enfrentarse al duelo y a los prejuicios que se respiran en esta pequeña localidad mientras afianza el engaño.

Una historia muy impactante

Dirigida por Jan Komassa, esta película nos presenta una serie de personajes rotos por la tragedia, destrozados por las circunstancias que, con la llegada del joven “sacerdote” irán recuperando la fe y enfrentándose al duelo. Daniel también investigará sobre la tragedia ocurrida en el pueblo y, como en una buena historia del padre Brown, descubrirá los secretos más oscuros de esta pequeña población polaca.

El resultado es una potente historia sobre la culpa, la redención y el perdón. Un verdadero retrato de la complejidad humana, del peso de nuestras acciones y la carga con la que cada uno debemos vivir.

Daniel, el personaje principal

Pero, no os preocupéis. Pese a tratar temas serios y muy profundos, la película cuenta con un tono accesible e incluso ameno. Todo ello gracias a un personaje principal, Daniel, que se gana el favor del espectador desde el minuto uno. El hecho de que el protagonista sea un exconvicto cuyo mayor deseo sea convertirse en sacerdote es uno de los puntos más originales de la película y uno de los más chocantes. La película rompe moldes en este sentido y ofrece una visión de la religión moderna y refrescante, cosa extraña en estos tiempos en que el tema de la cristiandad se intenta rehuir, al menos en el cine más comercial. Seremos cómplices del engaño de Daniel y sufriremos con él cada vez que su tapadera quede al descubierto.

Sin duda, Daniel no hubiera funcionado ni la mitad de bien en la película si no hubiera sido por Bartosz Bielenia, el actor que da vida al personaje. Este actor polaco que seguramente no os suene de nada, destaca en la película por su actuación estelar, que conmoverá incluso al espectador más escéptico. Cuenta con una mirada muy intensa que transmite y refleja las emociones del personaje sin apenas mediar palabra. El actor con su magnetismo y carisma propios acaba de dar personalidad a un personaje ya de por sí redondo.

Póster de Corpus Christi

Otros aspectos de diez

La película destaca además en todos los aspectos siendo una propuesta sencillamente excelente. El ritmo pausado de la película se entremezcla con la banda sonora casi minimalista que realza la tensión dramática de la película, que va fraguándose poco a poco. La fotografía, muy cuidada, también es un aspecto que destacar de la propuesta.

La nota de Corpus Christi

Finalmente, llegamos a la parte importante de la crítica, y, es que después de todo lo dicho,

(os recordamos que puntuamos del 5 al 10)

Nuestra nota es de un ¡9,5!

Corpus Christi es sin duda una de las mejores películas del año. Un guión genial, unos personajes inolvidables y un actor principal que destaca muy por encima de la media. Todo ello rematado con una gran banda sonora y una muy buena fotografía. La mejor manera de disfrutar de esta historia tan impactante es en el cine, como no podía ser de otra manera. Solo así se pueden captar todos sus matices y detalles. No puedo hacer más que recomendárosla encarecidamente, ¡así que no os la perdáis!

Si no os queréis perder ninguna de las críticas que hacemos, podéis darle al botón de abajo:

Y, ya sabéis Tontacos Neuróticos…A vivir que son… ¡TWO DAYS!

Deja una respuesta