Saint Maud (Crítica)

saint maud crítica

El pasado 23 de diciembre se estrenó Saint Maud en las salas de cine de nuestro país, y aquí os traemos nuestra crítica. Esta producción británica, bajo el gran estudio A24, supone el debut como directora a Rose Glass, la nueva promesa femenina del cine de terror. Además, tuvo presencia en el Festival de Sitges en la sección “Noves Visions”.

Sinopsis

Una joven enfermera (Morfydd Clark) con un traumático pasado se pasa al catolicismo extremo y siente que hay una razón divina por la que su nueva paciente (Jennifer Ehle), enferma un cáncer mortal, ha llegado a ella para recibir sus cuidados.

Una experiencia religiosa

Hereditary o Midsommar son algunos de los títulos que ha distribuido anteriormente el estudio A24. Con esta nueva entrega de terror religioso podemos avanzar que no dejará indiferente a nadie.

La primera escena que se nos muestra en pantalla nos muestra que algo terrorífico le sucedió a la enfermera Maud. A medida que se nos muestran los escenarios, rituales y movimientos, conocemos a una joven con dificultades para socializarse, muy introvertida y con unas convicciones religiosas muy firmes. La llegada de Amanda, su nueva paciente, supone un rayo de luz y esperanza a su monótona vida.

Es una historia desoladora, puesto que nos pasamos la mayor parte del tiempo observando a la joven enfermera Maud cómo dialoga constantemente con el que sería un personaje fantasma en la historia: Dios o lo que nosotros percibimos como la voz que suena en su cabeza.

Esta dualidad de interpretaciones es la que se brinda al espectador durante toda la película, así como la relación que establece con Amanda (Jennifer Ehle) una ex bailarina profesional que se enfrenta, como puede, ante la idea de morir, con la que sobrepasa el simple trato enfermera-paciente. 

Dos brillantes actrices en acción

Es por la brillante actuación de las actrices y un guión que protege los secretos de la trama hasta que no es el momento de desvelarlos, lo que hace que cada giro te haga pegar un salto de la butaca y te preguntes cómo no lo has visto venir. Todo ello es acompañado por una estética fría y setentera inspirada en Taxi Driver y Rosemary’s Baby, según comenta la directora.

A la vez que aumenta la fantasía de la historia también lo hacen los efectos especiales, los cuales no destacaría de la película, pero que, teniendo en cuenta que se trata de una producción sencilla, funcionan perfectamente para explicarnos lo que sucede.

La nota de la crítica de Saint Maud

Y, ahora así, Tontacos Neuróticos, después de todo lo que os hemos dicho, ha llegado la hora de la verdad….

(Os recordamos que nosotrxs puntuamos de 5 a 10)

Después de haberla visto en premier antes del estreno en nuestro país, nuestra nota es… ¡Un 7.5!

Concluyendo, es una película en la que tanto protagonista como espectador tenemos el reto de descifrar las señales que nos son enviadas, tanto las divinas como las narrativas.  

Tráiler

A continuación, os dejamos con el tráiler de la película:

Si no queréis perderos ninguna de nuestras reseñas no os olvidéis de darle al botón:


Y…ya sabéis, Tontacos Neuróticos… A vivir que son ¡TWO DAYS!